Estás en Padre de mascota

Cómo ayudar a tu perro para que no sienta ansiedad por el carro

COMPARTIR |

¡Llevar a tu perro contigo en los viajes en carro puede ser muy divertido! Si comienzas tus aventuras cuando tu perro es joven, rápidamente se convertirá en parte de su rutina.

Sin embargo, ¡no siempre es un viaje sencillo! Algunos perros parecen querer evitar subirse al auto a toda costa; ¿tu perro gime, sacude o deja muy claro que no quiere entrar?

¿Por qué mi perro está ansioso por el carro?

No es raro que los cachorros y los perros más jóvenes experimenten mareos por movimiento, a menudo porque su equilibrio no se ha desarrollado por completo. Pero generalmente es una fase que superan.

Cualquier resistencia a subir al carro, sea cual sea la causa, podría ser una señal de que tu perro tiene algo de ansiedad por el carro o el viaje. Los desencadenantes incluyen la asociación de mareos en el auto, un viaje al veterinario o simplemente el hecho de que el carro es un lugar nuevo, desconocido o aterrador.

La ansiedad por el carro puede hacer que los perros babeen, hagan espuma en la boca o incluso vomiten al pensarlo. Si tu mascota muestra estos signos de estrés relacionado con el auto, siempre debes comenzar por consultar con un veterinario para asegurarte de que tu mascota no tenga afecciones médicas que puedan ser provocadas por un viaje en carro.

Una vez que estés satisfecho de que no existe una afección médica subyacente, ¡puedes probar los consejos que te damos a continuación para cambiar esta situación!

Consejos para aliviar la ansiedad por el carro de tu perro

¡Ayuda a tu mascota a asociar el auto como una experiencia positiva!

Si tu perro solo va en el carro para visitar al veterinario, o para ir a un lugar que no le gusta, puede estar asociando un viaje en auto con una experiencia negativa.

Sin embargo, si tu perro se entera de que el carro también puede significar cosas positivas, como un agradable paseo por el bosque, un viaje al parque para jugar o conocer a algunos amigos traviesos, ¡podría estar más dispuesto a saltar a la parte trasera!

Un poco de planificación anticipada y viajes de rutina regulares a lugares divertidos podrían ayudar.

Prueba las golosinas

¿A qué perro no le gustan las golosinas? Si tu perro le tiene miedo al auto en sí, intenta usar golosinas para ayudarlo a aprender que el carro no es algo que deba temer.
Empieza por presentarle a tu perro el carro lentamente. Guíalo alrededor del carro cuando esté tranquilo, en primer lugar sin meterlos dentro. Dale a tu perro un premio o una recompensa cuando se mantenga tranquilo, para que desarrolle una asociación positiva con estar cerca del auto.

Después de hacer esto varias veces, abre la puerta y coloca golosinas dentro del carro para atraer a su perro a saltar y aprender que no hay nada aterrador adentro. Asegúrate de recompensarlo cuando reaccionen de manera positiva y siempre detente si tu perro se estresa. Coloca artículos familiares como juguetes o mantas dentro del carro, esto lo ayudará a sentirse en un espacio seguro y le mostrará que está bien.

Prueba una cama

Con bastante frecuencia, los perros asocian una cama como “su espacio”. Entonces, si usas una en casa para tu perro, considera usar una en el carro también. Una manta agradable y cómoda con algunos de sus juguetes favoritos colocados dentro le ayudarán a sentirse como en casa cuando se suba al carro, ¡incluso puede olvidar que está adentro!

¡Regular y con frecuencia!

Para aumentar la confianza de tu fiel compañero, anímalo a que se suba al carro varias veces sin siquiera ir a ninguna parte. Luego asociarán esto de manera positiva y rápidamente se darán cuenta de que no hay nada de qué preocuparse. Recuerda elogiar y recompensar a tu mascota por estar tranquila; preséntale el auto sentándote con él en un asiento con el motor apagado y luego enciende el motor pero no lo pongas en marcha. Cuando sientas que tu perro está cómodo, puedes intentar viajar una distancia corta y dejarlo salir nuevamente, elogiándolo todo el tiempo.

¡Tómatelo con calma!

Es una buena idea aumentar gradualmente la duración de los viajes. Intenta aumentar la duración del viaje de forma lenta y frecuente, y recuerda recompensar siempre a tu perro cuando reaccione bien a un viaje en carro. Esto le ayudará a asociar el estar en el auto de una manera positiva. ¡Pronto podrán hacer viajes por carretera más largos juntos!

Recuerda; Si tu mascota muestra signos de estrés durante el viaje, es posible que debas retroceder un paso y volver a intentar viajes más cortos.

¡Lleva a tu mascota a lugares divertidos cercanos!

Los viajes cortos a un parque o campo para dar un agradable paseo pronto ayudarán a tu perro a asociar un viaje en automóvil con algo que le encanta hacer. Una parada en un lugar agradable también ayudará a cansar a tu mascota, ayudándola a relajarse durante el viaje a casa. Si tienes un viaje largo planeado, el juego regular y los descansos para relajarse son una buena táctica para calmar y cansar a su perro, ¡y hacer que el viaje sea menos estresante para ambos!

Déjalo ver lo que está pasando

A algunos perros les gusta mirar por la ventana mientras viajan; si tu perro quiere, déjalo, está puede ser una buena táctica para calmarlo. Por supuesto, si tu perro es susceptible al mareo por movimiento, es mejor cubrir la ventana para que no pueda ver que todo se mueve rápidamente.

Siempre que esté en el carro con tu perro, asegúrate siempre de que haya suficiente aire circulando para mantenerlo fresco y tranquilo.

¡No dejes a su mascota sola en el automóvil!

Una vez que tu perro esté feliz de viajar en carro, disfrute de sus salidas y sepa que el auto puede ser un buen lugar, es importante asegurarse de que esté seguro y feliz en todo momento. Por esta razón, no debes dejar a tu perro solo en el automóvil por más de unos minutos; hacerlo puede hacer que tu perro se sienta atrapado y abandonado y deshacer todos los sentimientos positivos que ahora tiene.

Esto es especialmente cierto si tu perro ha estado un poco inseguro del carro o ha estado solo antes, y asegúrate de nunca dejarlo, ya que puede ser muy peligroso para un perro estar encerrado en un carro, especialmente en los días cálidos.

Limita las comidas antes de un viaje y haga paradas regulares

Si tienes un largo viaje en carro por delante, es mejor que no le des a tu perro una gran comida justo antes de irse, ¡esto puede tener consecuencias desagradables! Asegúrate de que tu perro coma unas horas antes de partir. Sin embargo, está bien darles algunas golosinas durante el viaje. También debes llevar a tu mascota a dar un buen paseo antes del viaje, asegurarse de que tenga acceso al agua y detenerse regularmente para ir al baño.

Prueba ADAPTIL

Si sientes que necesita un poco de ayuda adicional, ADAPTIL Spray y ADAPTIL Collar pueden ayudar a calmar a tu perro cuando está en movimiento, ya que libera mensajes reconfortantes que lo tranquilizan, haciendo que los viajes sean menos estresantes.

Se ha demostrado clínicamente que ADAPTIL reduce los jadeos, los temblores y la inquietud durante el viaje. Durante los viajes en automóvil, rocía directamente en su carro, guacal, en la cama de tu perro o en sus mantas. Con el Spray, lo ideal es esperar siempre unos 15 minutos antes de subir a tu perro al carro y durante viajes largos en carro, es recomendable volver a rociar cada 4-5 horas.

X

¿Quieres continuar leyendo?

Regístrate y obten información
exclusiva para tu
peludito

Registrarme

¿Quieres recibir contenido exclusivo y los mejores consejos para el cuidado de tu mascota?