Estás en Padre de mascota

¡Los gatos pueden comer cebolla! ¿Mito o realidad?

COMPARTIR |

Muchas veces, los dueños de mascotas comparten su comida con compañeros peludos, y aunque la mayoría de los alimentos son inofensivos para ellos, existen otros alimentos pueden ser poco saludables para su gato. Por eso, hoy en Gabrica junto con nuestros expertos del Programa Ciencia de Gabrica, resolveremos una duda común en los amantes de los felinos: ¿Los gatos pueden comer cebolla? ¡Sigue leyendo y descúbrelo!

Lo cierto es que aunque la cebolla tiene muchos beneficios para la salud de los humanos, para los gatos, las cebollas pueden ser un alimento fatal. Afortunadamente, un pequeño sabor a cebolla no debería hacer que tu gato se detenga, pero si tu gato ingiere una gran cantidad de cebolla, debe recibir atención veterinaria inmediata.

Aquí te contaremos por qué las cebollas son tóxicas para los gatos y qué debe hacer si tu gato come una cebolla.

¿Por qué las cebollas son tóxicas para los gatos?

Es cierto que las cebollas son tóxicas para los gatos, y además de ello, la toxicidad de la cebolla también puede ser causada por otros miembros del grupo de vegetales Allium, que incluye ajo, cebollino, puerro, etc.

¿Qué le puede pasar a un gato que comió cebolla?

El envenenamiento por cebolla en gatos puede causar deshidratación, malestar estomacal e incluso es fatal en algunos casos. Las cebollas también pueden descomponer los glóbulos rojos en la sangre de su gato, causando anemia hemolítica, que puede ocurrir si su gato ingiere cebolla en grandes cantidades.

¿Los gatos pueden comer cebolla en pequeñas cantidades?

Incluso en pequeñas dosis, las cebollas pueden causar numerosos problemas de salud a los felinos. Sin embargo, la gravedad de los problemas que probablemente experimente tu gato, depende de la dosis. Si tu gato come solo una pequeña cantidad de cebolla, es posible que su reacción no sea demasiado grave. De igual forma, es importante resaltar que la ingestión de cebolla puede causar una reacción importante en tu gato, y consecuencias potencialmente mortales. Por esta razón, se recomienda que busques asistencia veterinaria sin demora en estos casos.

¿Las cebollas crudas o cocidas son seguras para los gatos?

En la mayoría de los casos, los gatos no estarán interesados ​​en las cebollas crudas. Son naturalmente reacios al olor y al sabor de las cebollas, por lo que no es probable que tu gato coma una cruda. Pero si aún te preguntas si los gatos pueden comer cebolla, debes saber que generalmente, cuando un gato come una cebolla, está en algún otro alimento, y ya sea que la cebolla esté cocida, cruda, en polvo, deshidratada o en cualquier forma, el efecto es el mismo. Es tóxico para tu gato y cualquier forma de cebolla puede causar los mismos problemas de salud.

¿Qué pasa con otras verduras del mismo género?

Las cebollas son parte del género de vegetales Allium, que también incluye otras plantas populares como el cebollino, el ajo y los puerros. Si bien estos son deliciosos para los humanos, todas las plantas de la familia allium son tóxicas para tu felino. Si tu gato come alguna de estas plantas, los resultados serán similares.

Tu gato puede envenenarse con Allium por el ajo o las cebolletas con la misma facilidad que por comer cebollas. Asegúrate de mantener todo esto fuera del alcance de tu gato para evitar que ocurra una emergencia. 

¿Qué debes hacer si tu gato come cebollas?

Uno de los problemas con los gatos que comen cebollas, es que los efectos secundarios pueden tardar días en aparecer. Puede parecer que su gato está bien, pero varios días después, los síntomas graves pueden comenzar a aparecer. En este punto, es posible que ya ser demasiado tarde

1. Consulta con un veterinario de inmediato

Siempre que notes que tu gato ha comido cebollas u otras plantas Allium, debes contactar a un veterinario inmediatamente. Es probable que quieran que traigas a tu gato para recibir asistencia en persona, a menos que tu gato solo haya comido una cantidad muy pequeña. Hagas lo que hagas, no intentes inducir el vómito. Es fácil lastimar accidentalmente a tu gato en el proceso, por lo que debes dejarlo en manos de un profesional.

2. Dale un adsorbente de toxinas como Enterex

Enterex es un adsorbente de toxinas y venenos presentes en el tracto gastrointestinal. Para uso diluido en agua de bebida, cada sobre deberá ser diluido en 40 ml y administrado a través de jeringa o sonda nasogástrica.

Cómo tratar a un gato que comió cebollas

Cuando lleves a tu gato al veterinario, hay varios tratamientos que podrían probar. El primer curso de acción probablemente será inducir el vómito, siempre que tu gato haya ingerido la cebolla recientemente. Se recolectará una muestra de sangre para determinar si la toxicidad ha causado anemia hemolítica y en qué grado. También se utilizará para comprobar si hay alguna alteración en el hígado y los riñones. lo que le permitirá al veterinario tener una mejor idea de cómo proceder con el tratamiento adicional.

 La atención de apoyo para los problemas estomacales suele ser un tratamiento suficiente para los felinos con síntomas menos graves. Para aquellos que han comido mucha cebolla, podría ser necesaria la oxigenoterapia, los líquidos por vía intravenosa y las transfusiones de sangre.

Si te gusta este contenido, compártelo y encuentra artículos como este en nuestro Blog Mi Mascota, el espacio creado por Gabrica exclusivamente para los Pet Lovers.

Buscar Artículos


ARTÍCULOS MÁS VISITADOS

PRODUCTOS MÁS VISITADOS

¿Quieres recibir contenido exclusivo y los mejores consejos para el cuidado de tu mascota?