Estás en Padre de mascota

Qué hacer si surgen conflictos entre tus gatos

COMPARTIR |

Cualquiera que alguna vez haya compartido una casa con varios gatos, en un momento u otro ha experimentado conflictos entre los gatos en el hogar. En algunos casos, las peleas son aisladas o de corta duración, pero otras veces hay problemas continuos entre gatos. Por esto, en Gabrica como expertos en mascotas, te contaremos a continuación qué hacer si surgen conflictos entre tus gatos ¡Toma nota!

Cómo saber si hay conflictos entre tus gatos

Lo primero que debes saber es que los gatos son criaturas bastante territoriales por naturaleza, y se puede desarrollar una agresión territorial si sienten que un intruso ha invadido su territorio y están compitiendo por los recursos.

Las señales de un conflicto territorial entre gatos a menudo toman la forma de silbidos, maullidos fuertes, acecho, persecución, manotazos o impedir que el otro gato acceda a ciertos lugares.

Cómo reducir los conflictos entre gatos

Si bien el conflicto entre gatos en el hogar puede ser natural, existen estrategias que puedes usar para reducir el problema y/o ayudar a tus gatos a desarrollar una relación más apropiada y menos conflictiva entre ellos. A continuación, encontrarás consejos detallados paso a paso para ayudar a tus gatos a sentirse más seguros en su hogar.

1. Asegúrate de que cada gato tenga su propio territorio y mantenlos separados temporalmente

Proporciona un “espacio seguro” para cada uno de tus gatos, donde puedan relajarse lejos de cualquier factor estresante. Un lugar tranquilo y oscuro, hecho con cajas de cartón o sábanas sobre sillas, puede funcionar bien.

Es posible que desees mantener a cada gato en una habitación completamente separada si el conflicto es grave. Asegúrate de que puedan estar cómodos en su propio espacio durante unos días y proporciona todos los elementos esenciales en cada habitación: comida, agua, mantas, una caja de arena, un rascador y juguetes.

2. Vuelve a presentar lentamente a cada gato

Comienza con sus olores: usa una toalla, cepillo u otro elemento común entre tus mascotas para ayudarlos a reconocer y acostumbrarse a los olores de los demás. Luego, permíteles lentamente pasar tiempo juntos. Aumenta gradualmente la duración de sus interacciones hasta que se hayan adaptado a vivir en el mismo espacio. Continúa introduciendo y separando a tus mascotas hasta que coexistan de manera segura.

3. Proporciona recursos individuales, bandejas de arena, juguetes y atención

Incluso después de que tus gatos interactúan bien juntos, continúa asegurándote de que cada uno tenga sus propios platos de comida y agua, sus propias bandejas de arena, sus propios juguetes, rascadores y mantas. También debes pasar mucho tiempo jugando y acariciando a cada gato, para asegurarte de que no se pongan celosos del otro.

4. Continúa alimentando a los gatos por separado

Ser alimentados en contacto visual directo entre sí puede generar miedo e intimidación, y puede desanimar al gato “víctima” a comer. Por lo tanto, es probable que debas alimentar a tus gatos en diferentes habitaciones durante un período de tiempo prolongado (incluso después de que coexistan sin conflictos) para que no surja una agresión alimentaria.

5. Utiliza el refuerzo positivo para fomentar el buen comportamiento

Cada vez que tus gatos muestran un buen comportamiento, sin confrontación entre ellos, recompénsalos con muchos refuerzos positivos: elogios, caricias y golosinas. Esto ayudará a cimentar la idea de que el buen comportamiento trae cosas buenas y los alentará a repetir ese comportamiento.

6. Usa el spray y el difusor de feromonas de FELIWAY

Las feromonas son sustancias químicas naturales que liberan los gatos (así como otros animales y humanos) en respuesta a ciertas emociones o estímulos. Otros gatos pueden oler estas feromonas y entenderlas como mensajes. Por ejemplo, los gatos felices o relajados liberan feromonas positivas, mientras que un gato ansioso o territorial puede liberar las correspondientes feromonas negativas para advertir a otros gatos que se encuentren cerca.

Es por esto, que una buena alternativa es usar el spray y difusor de feromonas de Feliway, que imita las feromonas positivas o de un “gato feliz“, y puede ayudar a calmar a los gatos estresados ​​o ansiosos al tranquilizarlos, indicando que todo está bien en el entorno cercano. Puedes usar el spray en las mantas, rascadores y otras áreas comunes, y puedes enchufar el difusor de feromonas en tomas de corriente alrededor de tu casa y cerca de la caja de arena.

7. Considera aumentar el tamaño del territorio de cada gato agregando más espacio vertical

Si vives en un apartamento más pequeño y te  preocupa que tus gatos no tengan suficiente espacio individual, hay varias maneras de aumentar su territorio verticalmente, como árboles para gatos, estantes para gatos y perchas para ventanas (siempre que estén seguros y no haya posibilidad de que el gato se caiga)

8. Proporciona lugares para esconderse en todo el territorio de tus gatos

Asegúrate de que tus gatos tengan suficientes lugares para retirarse y esconderse si se sienten ansiosos o amenazados. Lugares oscuros como las cajas de cartón y/o los espacios cubiertos con tela son ideales.

Sin embargo. Si el conflicto entre tus gatos continúa, puede ser un signo de una afección médica. Así que si notas un cambio en las relaciones entre tus gatos, es un buen momento para llevarlos a una cita con tu veterinario de confianza.

Si te gusta este contenido, compártelo y encuentra artículos como este en nuestro Blog Mi Mascota, el espacio creado por Gabrica exclusivamente para los Pet Lovers.

Buscar Artículos


ARTÍCULOS MÁS VISITADOS

PRODUCTOS MÁS VISITADOS

¿Quieres recibir contenido exclusivo y los mejores consejos para el cuidado de tu mascota?