Estás en Padre de mascota

Qué hacer si mi mascota se enferma del estómago

COMPARTIR |

En Gabrica, sabemos que como padre de mascota una de las principales preocupaciones, se relaciona a una situación de enfermedad que ponga en riesgo de una u otra manera la vida de tu peludito, y una de las más frecuentes en las mascotas colombianas, se relaciona a los problemas gastrointestinales, con signos como: cuadros de diarreas, vómitos, falta de apetito, entre otros, las cuales pueden tener diferentes causas. Lo ideal en estos casos, siempre será acudir a tu Médico Veterinario de confianza y seguir sus indicaciones, sin embargo, a continuación te daremos algunos tips que puedes seguir en caso de que tu perrito o gatito tenga una situación como esta.

En la clínica veterinaria actual, la prioridad frente a cualquier situación médica, es encontrar la causa para poder establecer un manejo y un tratamiento adecuado que dé una solución oportuna y  en la medida de lo posible, definitiva. 

Las alteraciones del tracto gastrointestinal siempre conllevan un cierto protocolo para poder establecer los diagnósticos y generar el mejor tratamiento para tu mascota. Este protocolo puede incluir la realización de exámenes de laboratorio, el uso de ayudas imagenológicas como las radiografías, ecografías y endoscopias, inicio de tratamiento con medicamentos prescritos por el veterinario y un aspecto muy importante el manejo, cambio o modificación de la dieta, según la situación y el criterio del médico veterinario tratante. Este último aspecto es fundamental para lograr una recuperación óptima y oportuna. 

La importancia  de la dieta en la recuperación

Los nutrientes en la alimentación  de tu mascota durante un proceso de recuperación son potentes armas microscópicas que le ayudarán a reponerse y harán que su cuerpo esté fuerte. Esto explica la verdadera importancia de cuidar la dieta de tu perro o gato cuando tiene alguna dolencia, esta es la clave para su recuperación. Es importante tener en cuenta que no existen fórmulas mágicas ni universales, pero cada enfermedad es diferente y la dieta ideal va a depender de ello. 

Los perros y gatos con dolencias y afecciones digestivas requieren alimentos con proteínas muy digestibles, porcentajes de grasas regulados según la situación y excelentes contenidos de fibras prebióticas las cuales se van a encargar de nutrir las bacterias “buenas” propias de cada animal. De estas bacterias, que se encuentran, de manera normal, en todo el tracto digestivo del animal depende muchas funciones y contribuyen en gran manera a la recuperación de nuestras mascotas con esas afecciones digestivas. 

En los últimos años, el estudio de estas poblaciones de bacterias “buenas” o benéficas que habitan de manera normal en el tracto digestivo de nuestras mascotas, ha permitido definir e identificar sus funciones y cuál es su verdadera importancia tanto en la salud de las mascotas, como en la recuperación de diferentes enfermedades.

Beneficios de las bacterias “buenas” en tu mascota

Tanto en tu cuerpo como en el de tu mascota, existe un mundo microscópico compuesto por varios microorganismos que se conocen con el nombre de Microbiota, la cual se agrupa en colonias y se ubica en la piel, los ojos, las orejas, la boca, los órganos genitales, el tracto respiratorio, el tracto urinario y el tracto digestivo (intestinos).

Estas colonias (Microbiotas) son únicas e individuales en cada perro y gato y se componen, principalmente, de millones de bacterias que se agrupan y forman vínculos que les permiten aumentar su crecimiento y sus posibilidades de sobrevivir y mantener un adecuado balance de la microbiota, principalmente la intestinal, es fundamental ya que está directamente relacionada con la capacidad inmune de sus cuerpos, es decir, sin una microbiota variada y balanceada, el sistema inmune (sistema de defensa) de nuestras mascotas no funciona de manera correcta. 

La microbiota intestinal es, de todas las microbiotas, una de las más importantes, ya que cumple varias funciones que son esenciales y vitales para la salud, por ejemplo: 

  • Protege a nuestras mascotas de patógenos dañinos para ellos
  • Crea una barrera contra algunas sustancias consideradas toxicas
  • Participan de manera activa en la digestión, procesamiento y absorción de los nutrientes
  • Ayudan a liberar vitaminas y minerales al todo el organismo
  • Producen ácidos grasos de cadena corta, fundamentales para controlar procesos inflamatorios y son potentes antioxidantes. 
  • Es responsable en un 90% de la función del sistema de defensa del cuerpo, protegiendo a nuestras mascotas de cualquier organismo extraño
  • Ayudan a controlar y reducir el estrés. 

Como podemos analizar, el balance de la microbiota intestinal es fundamental para la vida y salud de nuestras amadas mascotas, y es la mejor herramienta que tenemos para prevenir enfermedades, y para ayudar a recuperar a nuestros perros y gatos cuando estos se enferman. 

Es importante saber que este balance en la microbiota se puede asegurar con alimentos concentrados que aporten los nutrientes que necesitan estas bacterias “buenas”. La principal fuente de nutrientes para ellas son las fibras prebióticas, la cuales se pueden encontrar en alimentos concentrados específicos para problemas intestinales, como es Hill´s Prescription Diet Gastrointestinal Biome®, el cual aporta una combinación de fibras prebióticas únicas las cuales garantizan la nutrición, el balance y el equilibrio de la microbiota en beneficio de nuestros perros y gatos. Es clave asesorarse siempre del Médico Veterinario de confianza para empezar el uso de dietas especiales. 

Buscar Artículos


ARTÍCULOS MÁS VISITADOS

PRODUCTOS MÁS VISITADOS

¿Quieres recibir contenido exclusivo y los mejores consejos para el cuidado de tu mascota?