¡Me voy de viaje y no puedo llevar a mi mascota! | Gabrica
Padre de mascota

¡Me voy de viaje y no puedo llevar a mi mascota!

COMPARTIR |

Si ya elegiste tu destino y tienes listo el hotel, el transporte y la maleta; pero aún no sabes qué hacer con tu gato porque no la puedes llevar, esta nota es para tí.

Tal vez algunas de las preguntas que te estás haciendo en este momento son: ¿Con quién la voy a dejar? ¿Quién le va a dar de comer? ¿Quién lo cuidará? y lo más importante ¿Quién lo consentirá mientras estamos lejos de casa?

Lo más importante es que empieces a buscar soluciones tiempo antes y tener clara las alternativas. Si es posible deja tu mascota con algún familiar o amigo, que sea conocido para ella. Si por el contrario no tienes con quién dejarla, la mejor alternativa es una guardería. No contemples como opción dejarlas solas por varios días, esto les producirá ansiedad.

¿Qué debo tener en cuenta para dejar mi mascota en una guardería?

  • Si no tienes un lugar conocido, pídele a tus familiares o amigos que te recomienden un sitio que ya hayan usado.
  • Con anterioridad ve y conoce las instalaciones, los espacios y el personal que atiende, para estar seguro que lo que ofrecen sea verdad.  
  • Es importante que des instrucciones sobre sus costumbres, cuidados, alimentación y comportamiento.
  • Revisa cuántos cupos ofrecen y que el espacio sea adecuado para ese número de mascotas.
  • Observa dónde dormirá.
  • Deja su cobija de dormir, su plato y sus juguetes, para que se acople más fácil a su nuevo hogar.
  • Ten al día sus vacunas para evitar inconvenientes.
  • Si es posible, pide que te manden fotos y te informen cómo va.
  • Si viajas fuera del país, deja a una persona de confianza como contacto por si pasa algo.

Si tu mascota es un gatito,  esto será un poco más complicado, ya que ellos son más territoriales y les afecta mucho cambiar de espacio y estar con gente nueva. Si tienes una persona que pueda ir a tu casa, a mirar cómo está, a ponerle suficiente comida y agua, será mejor que lo dejes en casa.

Lo más importante es que sigas estas recomendaciones y puedas separarte de tu mascota en vacaciones sin remordimientos y asegurarse de que está en las mejores manos.