Gabrica | Expertos en mascotas
Cerrar Menú Gabrica

BLOG MI MASCOTA

Si tienes un canino en casa y presientes que puede estar sufriendo de estrés cuando lo dejas solo, o has notado y tus vecinos te han comentado que tiene comportamientos como llorar, ladrar y/o aullar cuando sales y al llegar a casa encuentras destrozos; tu perrito puede estar sufriendo de ansiedad por separación.

Este es uno de los problemas más comunes en las mascotas, es un trastorno en su comportamiento y se debe a un estado de estrés o miedo a quedarse solo, en cachorros y en perros ancianos suele ser más común por las necesidades de la etapa, sin embargo, puede presentarse también en perros adultos.

Lo primero que debes hacer es identificar si realmente le está afectando la soledad; para esto determina si tu perro:

  • Muerde o destruye objetos durante tu ausencia.
  • No come si tú no estás.
  • Hace sus necesidades en lugares inapropiados cuando lo dejas solo.
  • Cuando regresas a casa te recibe con tanta emoción que se hace pipí.
  • Rasca la puerta, llora, aúlla o ladra mientras no estás.
  • Síntomas menos frecuentes pueden ser los vómitos y las diarreas durante la ausencia.

Si comprobaste tres o más de estos actos, te recomendamos las siguientes acciones para manejar el estrés que le produce a tu peludo estar solo en casa:

  • Adecua un lugar donde se sienta seguro, en el cual estén sus juguetes, sus platos de comida, su cama y un espacio para sus necesidades fisiológicas, debe aprender a permanecer en ese sitio.
  • Inicia saliendo por periodos cortos, y paulatinamente ve aumentando la cantidad de tiempo hasta que logres que esté tranquilo en tu ausencia.
  • Si tu perro es de raza pequeña, procura no cargarlo demasiado, esto lo volverá inseguro y cuando esté en el piso se sentirá nervioso.
  • Enséñale a ser independiente y acostumbrarse a su entorno, no permanezcas todo el tiempo a su lado, aunque estés con él en casa.
  • Puedes aromatizar el ambiente con esencias florales o de lavanda, para ayudarlo a tranquilizar y encontrar la calma.
  • Tu mascota debe saber que puede jugar, descansar y comer aunque tu no estés.
  • Haz que comparta con otras personas, así se sentirá seguro y verá que no eres la única persona con la que puede estar bien.
  • Al despedirte no lo hagas con culpa, dile adiós de manera natural o vete sin despedir y cuando regreses no lo saludes de inmediato ni con mucha efusividad, dale el tiempo de que se tranquilice, de lo contrario siempre esperará ansioso que regreses a casa.
  • Establece una rutina durante varios días, esto le ayudará a interpretar que sales a una hora y vuelves a otra, al igual que cuando debe dormir, pasear y comer.
  • Con el tiempo ellos aprenden que cuando nos arreglamos, nos colocamos la chaqueta, y cogemos el bolso o las llaves, es porque estamos por salir, y esto aumenta el estrés; puedes realizar este ejercicio y sin salir de casa e invitarlo a que permanezca tranquilo y premiarlo si lo hace.

Si después de realizar estas acciones el problema de ansiedad por separación continúa, te recomendamos pedir la asesoría de un profesional para combatir este miedo con un tratamiento adecuado. Y si no ves mejoría en su comportamiento debes buscar otras soluciones, como dejarlo en la casa de un amigo o familiar, llevarlo al trabajo o enviarlo al colegio canino.

fondo de gabrica