Gabrica | Expertos en mascotas
Cerrar Menú Gabrica

Una de las tradiciones de muchas familias en año nuevo, es que a las 12 de la madrugada en año nuevo se comen 12 uvas y en cada de ellas se pide un deseo; y en algunas ocasiones inocentemente y por estar desinformados incluimos a nuestro perrito en esta tradición.

Pero ¿Realmente sabes lo que puede causar una uva en tu perro?

La alimentación en las mascotas al igual que en nosotros es muy importante, deben tener una dieta rica en minerales, proteínas, vitaminas y muchos nutrientes más. Con los caninos especialmente, debemos ser cuidadosos con alimentos que para nosotros son saludables, a ellos les puede causar efectos adversos.

En el caso de las uvas, aunque aportan una gran variedad de nutrientes, NUNCA debes dárselas a tu peludo, pues causan efectos negativos en su salud, entre los principales encontramos:

  • Insuficiencia renal.
  • En pequeñas cantidades pueden causar diarrea y vómito.
  • Alteraciones metabólicas.
  • En el peor de los casos, la muerte.

De acuerdo con la Asociación Americana para la Crueldad Animal (ASPCA), aunque la sustancia tóxica dentro de las uvas y las pasas es desconocida, estas frutas pueden causar insuficiencia renal. Por lo que recomienda que hasta que se sepa más información sobre la sustancia tóxica, es mejor evitar la alimentación de uvas y pasas a los perros.

¿Qué síntomas le dará a mi perro si ha comido uvas?

Poco tiempo después de consumir la fruta, puedes observar a tu perro vomitar, luego puedes notar un estado de letargo, mucha sed y diarrea. Y finalmente horas o días después evidenciar síntomas de insuficiencia renal como:

  • Dolores abdominales.
  • Pérdida del apetito.
  • Vómitos.
  • Temblores.
  • Disminución de la frecuencia en que orina.
  • Disminución del volumen de orina.

¿Cómo actuar si mi peludo ingirió uvas?

  • No entres en pánico, actúa calmadamente par no alterar a tu mascota.
  • Si tu perro no vomita por su propia cuenta, debes ayudarlo hacerlo.
  • Dale de comer a tu perro carbón activado, si no tienes este tipo de carbón, puedes hacer que coma un pan quemado. Esto ayudará a disminuir la absorción de la sustancia de las uvas por parte del riñón.
  • Llévalo de urgencias al veterinario cuanto antes, para dar un tratamiento adecuado,  que limpie su organismo.

La mejor recomendación es la prevención, por eso no dejes uvas al alcance de tu perro para evitar riesgos innecesarios y evita que consuma otros alimentos que traen en su contenidos uvas, como la granola, barras energéticas, galletas, mermeladas o cereales.

Nunca una uva deberá ser un premio para tu mascota. El daño es irreversible y tú eres responsable de su alimentación. Busca alternativas saludables para ellos, para que puedan compartir en esta época contigo y tu familia, sin causarles daño.

Comparte este artículo con tus amigos y familiares que tienen perritos en casa, para que todos pasen un feliz año nuevo sin ningún percance.

fondo de gabrica